nada
NEWSLETTER

Todo el rock y el pop español en Europa

Hamlet: El animal más salvaje del metal español

Hamlet: El animal más salvaje del metal español

  • 09 de Octubre, 2018
  • Por David Gallardo

El vocalista J. Molly y el guitarrista Luis Tárraga son una de esas parejas artísticas infinitas. Los Mick Jagger y Keith Richards del metal español, ambos al frente de Hamlet desde su fundación en 1987 en Madrid. Más de treinta años jalonan su trayectoria musical por tanto, y aquí siguen entre nosotros a punto de lanzar el 26 de octubre su duodécimo álbum, Berlín, justo el mismo día que les tendremos en Londres en un nuevo concierto de Rock Sin Subtítulos. ¡Feliz coincidencia!

Haciendo de cada actuación un derroche físico agotador, en el que no se malgasta ni una sola gota de sudor, consiguiendo además una conexión muy particular con su fiel familia de seguidores. Aunando contundencia con intensidad emocional, haciendo temblar los escenarios con los amplificadores siempre al 11. Convirtiendo a Hamlet en Atila, cortando de raíz cualquier posibilidad de que vuelva a crecer la hierba a su paso.

Hamlet hace de cada actuación un derroche físico agotador y consigue una conexión muy particular con su fiel familia de seguidores.

Ahora son una institución indiscutible en el metal español gracias a una historia que, tras los habituales inicios titubeantes, comenzó a escribirse realmente en 1994 con su segundo disco, Sanatorio de muñecos, al que siguió la eclosión en 1996 del fulminante Revolución 12.111. Ambos trabajos marcan las pautas estilísticas del grupo y contienen dos de sus grandes himnos. A saber: Irracional y J.F. Aún hoy imprescindibles en sus directos y clásicos de la música patria más dura.

En plena era gloriosa del nu-metal, la banda madrileña supo evolucionar sin perder su esencia para entregar los que seguramente sean sus dos álbumes más celebrados, con los que más aceptación popular lograron. Hablamos de Insomnio (1998) y El Inferno (2000), ambos producidos por el gurú Colin Richardson y en los que, poco a poco, se van desprendiendo de sus influencias más hip-hop. El quinteto afianzó un repertorio ciertamente notable adquiriendo fama de auténtico salvajismo en sus directos. Infatigables, entregados, saliendo al escenario cada noche a vida o muerte.

Aún fueron capaces de hacer más pesado su sonido en su propio 'álbum negro' de 2002, algo que tendría continuidad en sus siguientes entregas: Syberia (2005), Pura vida (2006), La puta y el diablo (2009) y Amnesia (2011). Trabajos todos ellos compactos, sin fisuras, que dejan testimonio de una banda que se revela contra sí misma como leitmotiv para continuar con vida a pesar de cambios en la alineación y las dificultades inherentes a una vida artística en territorio español.

J. Molly es una dinamo humana capaz de generar energía para toda una ciudad, siempre apoyado por su inseparable colega Tárraga, auténtico héroe de la guitarra al sur de los Pirineos.

Con una solidez que les ha convertido en supervivientes porque en realidad nunca dieron opción a que fuera de otra manera, siempre entregando canciones robustas. Con ese J. Molly que es en realidad una dinamo humana capaz de generar energía para toda una ciudad, siempre apoyado por su inseparable colega Tárraga, auténtico héroe de la guitarra al sur de los Pirineos.

Hablamos de una banda que es en realidad el animal más salvaje e indómito del metal patrio.

Clásicos de la música española por derecho propio -aunque nunca hayan contado con el apoyo de los grandes medios-, Hamlet se atrevieron en su todavía último disco, La ira (2015) a hacerse la gran pregunta que esconde su shakesperiano nombre: ¿Ser o no ser? Y se responden a si mismos con una letra que bien puede aplicarse al espíritu de una banda que es en realidad el animal más salvaje e indómito del metal patrio: "Ante cualquier dificultad, juntos podemos reaccionar. Serenidad y decisión, perseverancia y ambición. Ser o no ser. Mi misión sobrevivir, cree en la obsesión para conquistar mi libertad".

Berlín Hamlet La ira Londres Metal Nambucca Rock Sin Subtítulos