nada
NEWSLETTER

Todo el rock y el pop español en Europa

Oques Grasses: Desde el corazón de Cataluña hasta Central Park

Oques Grasses: Desde el corazón de Cataluña hasta Central Park

  • 31 de Enero, 2019
  • Por David Gallardo

Si la música no tiene fronteras, no tiene sentido ponérselas. Eso lo saben bien Oques Grasses, pues desde su formación en 2010 en Osona (Cataluña) no han hecho otra cosa que acumular canciones y kilómetros.

"Hemos tenido la suerte de poder pisar varios escenarios fuera de nuestras fronteras. Todos te dejan huella porque son sitios nuevos, gente nueva y nuevas emociones que te llevas", afirma el vocalista y bajista Guillem Realp Musach a Rock Sin Subtítulos.

Sin duda, uno de los más destacados hitos del grupo fue actuar en el legendario Central Park de Nueva York ante más de 5.000 personas en junio de 2015 dentro del SummerStage Festival en una jornada catalana compartiendo cartel con La Iaia, Sílvia Pérez Cruz y Guillamino.

Desde una comarca en el corazón de Cataluña hasta el corazón de Manhattan con la única excusa de la música y las canciones. Y así lo recuerda Guillem: "Fue muy intenso y la gente muy receptiva y muy predispuesta a escuchar cosas nuevas. Central Park es el pulmón de Nueva York y pasar de una gran ciudad a una intensa naturaleza en cinco segundos no te deja indiferente".

Pero aunque Manhattan se lleve todos los focos, Oques Grasses han recorrido otros muchos lugares, pues participaron en el reputado festival South by Southwest de Austin (Texas), donde los promotores de todo el mundo tienen siempre puestos los ojos a la caza de la 'next big thing'.

Es muy de agradecer sentir el calor del público sin que nadie o muy pocos te conozcan. El lenguaje universal que es la música no entiende de idiomas.

"Más al norte, visitamos Milwaukee donde la zona de conciertos era como un parque de atracciones dedicado solamente a la música. De lo grande que era, disponía de un telesilla que te transportaba de un lugar a otro del festival", rememora Guillem entre risas

Más cerca de casa, Oques Grasses han tocado también en Italia, Francia, Inglaterra, Gales, Portugal u Holanda. En todos acumularon vivencias curiosas, pero recuerda Guillem una de Amsterdam: "Tocamos en la sala Melkweg y después del concierto ya nos íbamos pero encontramos un piano en la calle, delante de la sala y estuvimos tocando y cantando"

Oques Grasses

En Portugal la anécdota no es tan divertida, aunque afortunadamente no ocurrió nada que lamentar. "En el Festival Andanças, cerca de Costelo de Vide, en el segundo día hubo un incendio y tuvimos que evacuar, pero aún así siguió todo adelante y tocamos los dos días programados", relata.

Siempre inquietos, Oques Grasses volverán el 21 de febrero a Londres, una ciudad que ya han visitado un par de veces en el pasado, igual que otros puntos de las islas británicas.

¿Y qué lleva a un grupo a querer presentar su música tan lejos de casa? Guillem lo tiene claro: "Es muy de agradecer sentir el calor del público sin que nadie o muy pocos te conozcan, y acabar el concierto pensando que las distancias no son nada y que el lenguaje universal que es la música no entiende de idiomas".

Fans del Sol Londres Nambucca Oques Grasses Rock catalán Rock Sin Subtítulos