nada
NEWSLETTER

Todo el rock y el pop español en Europa

El Jefe Loquillo llega a Londres

El Jefe Loquillo llega a Londres

  • 05 de Diciembre, 2017
  • Por Manuel Requejo

Crónica Loquillo Londres – 3 diciembre 2018 – The Grand

Tiene el Loco ese poder de convocatoria que uno asocia con los toreros. Incluso en una plaza lejana como la londinense, congrega a una multitud de aficionados que vienen a ver los “naturales” y las “medias verónicas” marca de la casa. Pero sobre todo vienen a ver al maestro; al artista. Y por si a alguien no le había quedado claro, ya se encargó el barcelonés de parar a la mitad el concierto y gritar a toda la sala: “This is my Festival!!”. Ahí llegó la primera ovación atronadora de la noche (“Locoooo, Locoooooo”).

El concierto arrancó con la banda entrando en tromba con ese “Salud y Rock n roll”, primer single de su último disco de estudio y que ya tiene hechuras de clásico.

Por seguir con el símil torero, la tarde (la noche) había comenzado una media hora antes con las notas del muy taurino “Suspiros de España” y la banda entrando en tromba con ese “Salud y Rock n roll”; primer single de su último disco de estudio y que ya tiene hechuras de clásico. En su letra está buena parte de la filosofía que ha guiado a Loquillo durante casi cuarenta años y que aflorará a menudo durante toda la velada.

Loquillo

“A tono bravo” suena bien templada y “El mundo necesita hombres objeto” es una apisonadora con las tres (sí, tres) guitarras machacando ese riff entrecortado. “Territorios libres” y “Planeta Rock” suenan a alegatos en feroz defensa de la libertad. Ahora la banda está pasándoselo de miedo. Se reparten sonrisas, guiños y toquecitos con el hombro en plan compadreo. Hay ratos en los que el Loco desaparece del escenario para dejarles todo el protagonismo y ellos no desaprovechan la oportunidad. Tampoco lo necesitan: el “jefe” está bien cubierto por Josu García y Mario Cobo a las guitarras, Lucas al teclado, Alfonso y Laurent al bajo y la batería respectivamente.

La banda se reparte sonrisas, guiños y toquecitos con el hombro en plan compadreo. Hay ratos en los que el Loco desaparece del escenario para dejarles todo el protagonismo y ellos no desaprovechan la oportunidad.

Y luego está Igor Paskual. No para de hacer diabluras durante todo el concierto. Se revuelca por el suelo, se encarga de animar hasta al último asistente, golpea su Gibson con furia y también la acaricia y mima según toque..... Una fiera.

A partir de aquí la temperatura empieza a subir. Por allí se pasea el “hombre de negro”, la versión de Johnny Cash que Loquillo ya ha hecho casi casi suya. Y esa maravillosa canción por la que no pasan los años llamada “El rompeolas”. Noto que ésta nos ha tocado la fibra a unos cuantos. Creo que aquí ya intuimos que el concierto entra en un punto de no retorno en el que cada canción nos va a reencontrar con lo que fuimos y lo que somos.

Con el tema “El Rompeolas” noto que nos ha tocado la fibra a unos cuantos. Ya intuimos que el concierto entra en un punto de no retorno en el que cada canción nos va a reencontrar con lo que fuimos y lo que somos. Tengo a dos tipos delante que no paran de abrazarse y cantar.

“Carne para Linda” pone al Loco al borde del escenario, en una especie de púlpito que le va como anillo al dedo. Y “La Mataré” levanta a la audiencia mientras vibra el suelo. Tengo a dos tipos delante que no paran de abrazarse y cantar. No son los únicos. En ”El ritmo del garaje” ahora es tu hija “la que me mira mal” y suena “el Rey del Glam” y todos los ojos se van hacia Igor Paskual y su boa.

Loquillo

Un pequeño descanso para volver con “Rock n Roll actitud”. En este punto hay un pequeño momento Spinal Tap al estropearse la petaca de sonido de Igor Paskual. Un técnico tiene que salir a arreglarla sobre la marcha y su empeño consigue arrancar un gran aplauso.

José María Sanz Beltrán, Loquillo desde hace cuarenta años, no ha parado de sonreír un solo momento en toda la noche. Detrás de su calculada pose disfruta como un niño. Sabe que todos los que estamos allí hemos vivido muchas cosas con su música. Pero él también está viviendo cosas inolvidables con nosotros. Cada noche. Se permite un momento de confianza y nos cuenta que quiere interpretar una canción “con la que crecí” y ataca “Mi calle” de los grandiosos Lone Star. Todo encaja en el universo de Loquillo porque todo está hecho con honestidad y respeto.

Detrás de la calculada pose de Loquillo, disfruta como un niño. Sabe que todos los que estamos allí hemos vivido muchas cosas con su música. Pero él también está viviendo cosas inolvidables con nosotros

Se acerca rugiendo “El camión” y la fiesta se dispara mientras bailamos al estilo 50´s. Esta canción, que pasó desapercibida en el mítico primer álbum de Trogloditas, gana muchos enteros en su interpretación en directo y además esta noche le añaden un duelo de guitarras entre Josu e Igor que la sube hasta el cielo.

“Esto no es Hawaii” y esos “Besos robados” que rezuman descaro Stone desembocan en otro de los momentazos de la noche: las tres FFF. “Feo, fuerte y formal” pone a todo el mundo al borde del desmadre. Tras casi dos horas de concierto, da vértigo pensar en lo que nos queda por delante. Pero antes, presentación de los componentes de la banda - cada uno de un rincón de España-, y una frase para apuntarla: “En esta banda sumamos. No restamos”. Quien quiera entender…

Tras casi dos horas de concierto, da vértigo pensar en lo que nos queda por delante. Pero antes, presentación de los componentes de la banda “En esta banda sumamos. No restamos”.

No sé si “Rock n Roll Star” se beneficia del arreglo pausado con la que la interpretan hoy…. aunque naturalmente nada de eso importa en cuanto llega el estribillo y miras de reojo a las chicas (¡Hey nena! ¡Mírame! ¡Voy a ser una Rock n Roll Star!!) Después un guiño al colega Pepe Risi y a las calles de Madrid. Pero hoy nos acostaremos en un Cadillac Solitario en la ladera del Tibidabo y dando las gracias al Loco y a su banda porque ahora y siempre nosotros también tenemos ¡¡nuestra banda de rock n roll!

Loquillo

Una crónica de Manuel Requejo del blog A head in the clouds https://manurequejo.wordpress.com/

Londres LoquilloLoquillo y los Trogloditas Rock español Rock Sin Subtítulos The Grand Viento del Este