nada
NEWSLETTER

Todo el rock y el pop español en Europa

Entrevista Manel <span>&quot;El público no espera de nosotros un genero musical concreto, sino buenas canciones&quot;</span>

Entrevista Manel "El público no espera de nosotros un genero musical concreto, sino buenas canciones"

  • 11 de Abril, 2017
  • Por David Gallardo

El cuarteto barcelonés Manel vuelve este año a la carretera para una nueva tanda de conciertos dentro de la gira de presentación de su más reciente álbum de estudio, 'Jo competeixo', editado hace un año, en abril de 2016.

Dentro de este regreso a la actividad, con conciertos previstos hasta el mes de agosto, Manel hace una incursión por varios países europeos, incluyendo las fechas con Rock Sin Subtítulos: el 12 de mayo en Londres (The Grand) y al día siguiente en Dublín (The Grand Social).

Sin nuevas canciones en el horizonte todavía, pero con muchas ganas de reencontrarse con su público, charlamos con el vocalista y guitarrista Guillem Gisbert con motivo de su visita a las islas británicas para conocer cuál es el estado actual del grupo.

Vamos para un año ya desde la llegada de 'Jo competeixo'. ¿Qué tal está la banda en este primer aniversario del álbum?

Contentos y relajados. Como dices, llevamos casi un año tocando el disco. Habremos hecho unos setenta conciertos desde que salió y seguimos orgullosos del trabajo realizado y con ganas de seguir interpretándolo en directo.

¿Se han cumplido las expectativas que teníais con él?

No sabría decir qué expectativas teníamos. Que salieran conciertos, supongo, y notar que el público entraba en las canciones nuevas de la misma manera que nos había pasado en discos anteriores. Creo que han pasado las dos cosas, sí.

Salir de bolo con tu grupo es una experiencia maravillosa, pero siempre lo hemos entendido como un privilegio y una excepción en nuestra vida real.
Tras el paso de los meses y tocarlas tanto en directo, ¿siguen creciendo las nuevas canciones?

En general las primeras, no sé, ¿veinte?, ¿treinta veces? que tocamos una canción en directo tenemos la sensación de que va creciendo, básicamente porque estamos aprendiendo a tocarla. Ahora mismo creo que nos gusta donde tenemos el repertorio, y que la interpretación crezca o se encoja ya depende de la inspiración y de las circunstancias concretas de cada día.

¿Costó muchos conciertos que sonara todo en vivo como queríais al trasladar el sonido del disco al directo?

Sin duda ha sido un proceso complejo y ha tenido que durar un poco. Ha sido un proceso complejo, pero también lo fue pasar al directo las canciones del segundo disco, ‘Deu milles per veure una bona armadura’. Allí la dificultad radicaba en prescindir de las secciones de vientos y cuerdas, y ahora se trataba de reproducir con la máxima fidelidad posible la sonoridad del disco, sus elementos electrónicos, pero también las texturas de las guitarras, el bajo, la batería e incluso los efectos de las voces.

La Raíz
¿Cómo ha recibido el público esta nueva entrega de Manel, cada vez más alejada del folk costumbrista de vuestras primeras entregas?

Yo diría que alguien que no nos conociera de nada, siendo preguntado por el género de nuestro anterior disco, ‘Atletes, baixin de l’escenari’, difícilmente respondería folk costumbrista. Los dos primeros quizá sí que lo eran, pero me gusta pensar que hemos ido mutando paulatinamente y que el público ya no espera de nosotros un género musical concreto, sino buenas canciones, que es exactamente lo que intentamos hacer. De momento la estrategia nos ha funcionado.

Con la perspectiva que da el tiempo, ¿diríais que grabar en Nueva York ha ayudado a llevaros más lejos que nunca? (y no solo en el sentido literal del kilometraje, claro).

Para entender el resultado final de ‘Jo competeixo’ no es tan importante el desplazamiento a Nueva York -al fin y al cabo durante la grabación pasamos la gran parte del tiempo encerrados en el estudio- como la colaboración con Jake Aron, el productor. Pero claro, las dos cosas van un poco de la mano porque él vive allí. Lo que quiero decir es que llegamos a Nueva York con la composición hecha en casa y que con Jake grabando y mezclando en Barcelona, posiblemente el resultado habría sido idéntico.

2016 os mantuvo en la carretera a buen ritmo, pero para 2017 tenéis igualmente otra intensa temporada por delante tras el merecido descanso. ¿Lo pasáis mal durante un parón de este tipo como el que ahora termináis? O dicho de otro modo, ¿lo pasáis mal sin tocar?

Salir de bolo con tu grupo es una experiencia maravillosa, es cierto, y nos encanta, pero siempre lo hemos entendido como un privilegio y una excepción en nuestra vida real, que consistía, consiste y consistirá en no estar encima de un escenario. Parar de vez en cuando nos parece normal y saludable.

Estos días estamos rebuscando entre los discos anteriores canciones que quizá estaría bien incorporar en el repertorio.
¿Serán diferentes los conciertos de 2017 o seguirán la tónica de los de 2016?

Precisamente estos días estamos rebuscando entre los discos anteriores canciones que quizá estaría bien incorporar en el repertorio. Veremos qué recuperamos, pero vaya, seguro que continuaremos dando mucho protagonismo a las canciones de ‘Jo competeixo’, no creemos que su turno haya terminado.

Aunque no haya terminado ese turno de 'Jo competeixo', seguro que en este tiempo ya os estáis fijando en otros sonidos u otros artistas diferentes a los que tuvierais presentes meses atrás. ¿Qué música no va a faltar este año en vuestra furgo?

El equipo de sonido de la furgo no está para muchos trotes, escuchar música allí no es precisamente un placer. Si queremos compartir un descubrimiento nos mandamos un link de Youtube o de Spotify…

La gran diferencia entre tocar en zonas catalanohablantes y las que no lo son es de capacidad de convocatoria. Y es normal, las letras de las canciones juegan una papel importante
Tenéis muchas fechas por toda España, como siempre trabajando mucho Cataluña. ¿Mucha diferencia entre tocar en Cataluña y en otros sitios españoles?

Para nosotros la gran diferencia entre tocar en zonas catalanohablantes y las que no lo son es de capacidad de convocatoria. Y es normal, las letras de las canciones juegan una papel importante -¿quizá el 50%?- en el acto comunicativo al que, al final, nos dedicamos. En Cataluña, el País Valenciano y las Islas Baleares el público nos escucha cinco segundos y accede instantáneamente al producto que hemos elaborado. En otros sitios pedimos un esfuerzo que entendemos perfectamente que mucha gente no está dispuesta a hacer.

También visitaréis en 2017 diversos países europeos. Con Rock Sin Subtítulos, llegaréis hasta Londres y Dublín. ¿Queréis reforzar ese periplo exterior, quizás, como están haciendo otros grupos como La Pegatina que no paran de tocar fuera? De hecho, les tendremos en junio con nosotros en Dublín, Londres y Edimburgo.

He oído que a La Pegatina les va muy bien fuera, sí. No conozco las particularidades de su caso, pero pienso que su propuesta musical y la nuestra son tan distintas que difícilmente podríamos intercambiar estrategias y esperar un resultado parecido. A nosotros nos gusta salir a tocar por todas partes, pero también somos conscientes de lo que hacemos y sinceramente no esperamos un gran éxito internacional.

Es imposible dedicarse a la música sin estar influenciado por algo que sucedió en Londres.
¿Os hace especial ilusión tocar en Londres y Dublín? Son dos ciudades muy musicales con mucha historia cultural. ¿Tenéis influencias de esos lugares?

Nos apetecen muchísimo los dos conciertos, claro que sí. Sobre las influencias, debe de ser imposible dedicarse a esto de la música sin estar consciente o inconscientemente influenciado por algo que sucedió en Londres en la segunda mitad del siglo XX. La parte irlandesa, más allá de todo lo irlandés que pueda contener el folk de Dylan y sucedáneos, la veo en 'Deixa-la, Toni, deixa-la' de nuestro segundo disco, pero fue Roger quien escribió esa canción así que no puedo asegurarlo.

¿Un mensaje para animar a la gente a que se acerque a veros en Londres y Dublín?

Jajajaja, nunca fui muy bueno vendiéndome a mi mismo. Supongo que pienso que el mundo es un sitio un poco más triste cuando un eslogan consigue lo que las canciones no consiguieron.

Hace unos meses llevamos a Sopa de Cabra a Londres y valoraban muy positivamente que las nuevas generaciones cantaran en catalán con la normalidad que ellos no tuvieron al ser pioneros en el pop rock catalán. Está claro que la música es un lenguaje universal en sí mismo pero, ¿diríais que habéis tenido más dificultades para expandiros por cantar en catalán?

Serrat, un catalán que escribe en catalán y castellano, decía en 'Sinceramente tuyo' que “nunca es triste la verdad, lo que no tiene es remedio”. Plantearse las ventajas o inconvenientes que pueda conllevar la utilización del catalán me parece estéril porque que lo utilicemos es, simplemente, la verdad. Sobre las declaraciones de Sopa de Cabra, puedo decir que, efectivamente, nosotros empezamos a cantar dando por sentada una normalidad que quizá su generación no disfrutó. Si me pides que defina nuestra música con diez o veinte adjetivos no se me ocurrirá poner “catalán” en la lista.

Empezamos a cantar dando por sentada una normalidad con el idioma que quizá la generación de Sopa de Cabra no disfrutó.
Nosotros no ponemos ni necesitamos subtítulos porque creemos en el entendimiento directo a través de la música. ¿Demasiada gente no piensa así o son cada vez menos?

Como letrista, me gusta que la gente comprenda lo que cantamos, y escuchando canciones mi sensibilidad siempre se ha inclinado naturalmente a prestar atención a lo que se decía en la letra, hasta el punto de que la música instrumental nunca me ha interesado demasiado. Defiendo que se cante en cualquier lengua porque defiendo el esfuerzo en entender una lengua, no porqué el contenido no me parezca imprescindible. Dicho esto, y por la cuenta que me trae, está claro que un concierto no es el sitio para ir traduciendo nada, y que se puede disfrutar sin entender exactamente la letra de las canciones.

Adelantadnos algo de los planes para los próximos meses, para cuando se acaben los conciertos. ¿Hay ya canciones en camino? ¿Hay prisa por publicarlas o cada cosa a su tiempo?

Supongo que haremos lo que hemos hecho siempre: un pequeño descanso, dejaremos de vernos unas semanas, y después empezaremos a trabajar en canciones nuevas. Seguro que alguna nota que hemos tomado durante estos meses se convertirá en un verso nuevo, o en la idea temática de una canción, pero está todo muy verde. Y no hay prisa.

Dublín Entrevistas Folk catalán Jo competeixo Londres Manel Música Pop catalán Rock Rock Sin Subtítulos Tour