nada
NEWSLETTER

Todo el rock y el pop español en Europa

5 bares de Dublín que no salen en las guías pero molan que te cagas

5 bares de Dublín que no salen en las guías pero molan que te cagas

  • 09 de Mayo, 2017
  • Por David Gallardo

La capital irlandesa es palpitante, siempre bullanguera, escandalosa casi. Dublín es música en las calles y cervezas en los pubs, aunque todo termina entremezclándose en su devenir cotidiano con pasmosa naturalidad. Tal es el carácter de sus gentes.

Porque con una guitarra y una pinta, los dublineses tienen más que suficiente para hacer maravillas. Los forasteros lo saben, y por eso buscan sus famosos pubs para tratar de captar el espíritu de una ciudad que parece estar en permanente estado de festejo.

Garitos hay muchos, y por todas partes, por supuesto. Cada uno con sus peculiaridades, aunque con el denominador común de las pintas deslizándose chorreantes por sus barras mientras en algún rincón alguien brinda y en aquel otro alguien canta. O todo a la vez.

La oferta de pubs en Dublín es inabarcable y, precisamente por eso, escarbamos más allá de la obviedad para proponeros un quinteto de ellos que no salen en las guías turísticas y que, precisamente por eso, tienen un punto más especial para el visitante. Y también precisamente por eso, molan que te cagas.

DICE BAR

(79 Queen St, Arran Quay, Dublín)

A medio camino entre Temple Bar y Phoenix Park, en la orilla norte del río Liffey pero alejado del bullicioso centro de la ciudad, encontramos este garito en el que es muy poco probable que encuentres a turistas profesionales de esos que llevan el itinerario memorizado de antemano (alguno despistado, quizás, eso sí puede ser).

Quienes se adentran en sus dominios buscan la relativa tranquilidad que siempre proporciona un bar poco publicitado. Y encuentran, además de eso, una propuesta musical eminentemente rockera para poner banda sonora a una o dos buenas pintas.

Dice Bar

@ Web Dice Bar

THE BAR WITH NO NAME

(3 Fade Street, Dublin, Ireland)

Prácticamente en el límite de lo que se considera centro de la ciudad, entre la Chester Beatty Library y St Stephen's Green, en una pequeña callecilla aparece The Bar With No Name. Que puede que no sea realmente un secreto, pero que juega descaradamente con el misterio ya desde la ausencia de nombre.

Se entra por un portal normal (decorado con un caracol encima de la puerta a modo de señuelo) y se encuentra en la planta superior. Es pequeño y los fines de semana tiene ratos en los que está bastante lleno, pero merece la mena porque tiene una terraza muy chula en la que degustar cócteles varios, mojitos y demás brebajes espirituosos.

THE BERNARD SHAW

(11-12 Richmond St S, Saint Kevin's, Dublín)

Pintoresco bar también a un buen paseo del centro, más al sur de St Stephen's Green. Su propuesta es variopinta, pues abre para servir comidas pero rápidamente se convierte en un pub (estamos en Dublín, ¿vale?) con ambiente de compadreo y una selección musical interesante para todos los públicos.

Tiene un amplio patio interior donde encontramos una de sus señas de identidad: un autobús azul de dos pisos con la cocina en el inferior y meses en lo más alto para tomarte la enésima cerveza o degustar alguna de sus pizzas caseras. No es un ambiente de desfase y tampoco es de lo que más tarde cierran, pero es todo un puntazo.

THE BERNARD SHAW

@ Facebook The Bernard Shaw

OLD ROYAL OAK

(11 Kilmainham Lane, Dublín)

Este es tu lugar si lo que buscas es autenticidad y, probablemente, la mejor pinta de Guinness de la capital irlandesa. Eso sí, para conseguir tu ansiada bebida, tendrás que alejarte más de media hora caminando desde el epicentro de todo, desde Temple Bar, siguiendo el cauce del río hacia el interior, para llegar hasta el Museo Irlandés de Arte Moderno.

Este último dato resulta especialmente jocoso, pues en realidad entrar en el Old Royal Oak es como un viaje en el tiempo hasta la mitad del siglo XX. Es cualquier cosa menos un lugar moderno y, precisamente por eso, como todos sabemos, tiene indudablemente el encanto de los lugares en los que aún palpita la historia.

GARAGE BAR

(Essex Street East, Temple Bar, Dublin 2)

Para que no todo sea alejado del centro, un último lugar de fácil acceso dentro de los límites de Temple Bar, justo detrás del Clarence Hotel propiedad de Bono y The Edge de U2, encontramos el Garage Bar con su extensa carta de cervezas y cócteles.

Garage Bar

@ Web Garage Bar

La banda sonora es, efectivamente, música garagera principalmente de los años sesenta y setenta del siglo pasado. La guinda la pone una pista de baile en la que podemos encontrar a cualquier paisano dejándose llevar por los ritmos tribales del rock más retro y primitivo.

Si vives en Dublín y no conoces estos pubs, es tu oportunidad de adentrarte en esta ruta poco conocida de la ciudad. Y si vas de turismo próximamente a Dublín para, por qué no, asistir a los próximos conciertos en la capital irlandesa que tenemos preparados en Rock Sin Subtítulos (13 de mayo Manel en The Grand Social y 9 de junio La Pegatina en Button Factory), añade estas direcciones a tu agenda para completar un viaje flipante.

Imagen de portada @ Web Dice Bar

Conciertos Dice Bar Dublín Garage Bar Irlanda La Pegatina Manel Música Old Royal Oak Pub Rock Rock Sin Subtítulos The Bar With No Name The Bernard Shaw Tour Turismo